lunes, 12 de diciembre de 2016

La revista ‘Retranca’ (2007-2011) y su papel catalizador del nuevo humor gráfico gallego



Félix Caballero Wangüemert

A mediados de la primera década del siglo XXI, la nueva generación de humoristas gráficos que venía colaborando en la prensa diaria gallega desde hacía diez años antes alcanza ya la madurez y confluye en su mayoría en una revista de humor que se convertirá en símbolo de la nueva etapa del humor gráfico en Galicia: Retranca (2007-2011). A diferencia de los periódicos y los suplementos de humor aparecidos en la comunidad autónoma en las dos décadas anteriores, Retranca es propiamente una revista de humor y combina, además, el humor gráfico con el cómic, siguiendo el modelo de El Jueves, con la que compartirá muchos colaboradores, algunos gallegos y otros foráneos.



Retranca fue fundada en Vigo en octubre de 2007 por Kiko da Silva, quien era también su director. Del número uno se tiraron 8.000 ejemplares. En la revista colaboraron buena parte de los nuevos humoristas gráficos de la prensa diaria gallega (el mismo Kiko, Pinto & Chinto, Leandro, Meixide, Davila…), por lo que esta nueva etapa, que aún está en su amanecer, podría ser llamada provisionalmente la de la generación de Retranca.


En Retranca no sólo colabora una nueva generación de humoristas. Su espíritu tiene muy poco que ver con el que tenían los periódicos de humor aparecidos en la comunidad autónoma en las dos décadas anteriores: Can sen Dono, Xo! y Sapoconcho, boletín –este último– del Museo del Humor de Fene.


En primer lugar, se presentaba como la primera revista de humor gallego, y en sentido estricto lo era, porque, a diferencia de sus predecesoras, no estaba hecha en formato de periódico, sino de revista propiamente dicha, con papel de gramaje a todo color y un tamaño llamativamente pequeño (17 x 22 cm.).


Además contaba con una página web (www.revistaretranca.com), algo que ninguna de las tres publicaciones anteriores tuvo, bien es cierto que entonces los sitios digitales no existían o estaban comenzando.


La tercera diferencia tiene que ver con la estructura de la revista. Retranca ya no es una publicación de viñetas y tiras, sino de historietas de una página. La estructura recuerda bastante a la de El Jueves, donde colaboran algunos de los humoristas de la revista gallega. Eso sí, pretende ser tan satírica y mordaz cómo lo era Xo!, y de hecho tuvo un serio problema por eso, pero no con la Administración, sino con la imprenta. El número 28, dedicado a la visita del papa Benedicto XVI a Galicia, fue secuestrado por el impresor, que se negó a entregar los ejemplares de la revista para su distribución, aduciendo su desacuerdo moral con el contenido.


La cabecera era obra de Alberto Guitián. La revista tenía como mascota la figura de un integrante de la “santa compaña”, con una plumilla de dibujo ardiendo como una antorcha “para dar a entender que a revista ía tratar os temas máis ardentes da sociedade galega”, según se explicaba en un artículo (“Como se fai Retranca”) aparecido en el número 26 (p. 30). Tenía como subtítulo “Lerasnos de morto se non nos les de vivo” (jugando con el famoso dicho sobre el santuario de San Andrés de Teixido: “Vai de morto o que non foi de vivo”), y por lema, “A revista mensual de humor galego”, que a partir del número 22, de octubre-noviembre de 2009, mudó a “A revista bimestral de humor galego” por el cambio de periodicidad.


La periodicidad, al principio mensual, pasó a bimestral desde el número 22, de octubre-noviembre de 2009. Tenía 24 páginas a color, que se convirtieron en 48 a partir del número 21, de agosto-septiembre de 2009. El número 28, de octubre-noviembre de 2010, era extra y tenía 64. La revista comenzó con un precio de 2,20 euros, que pasó a 3,95 a partir del número 22. El  número 28 (extra) costaba 4,50 euros.


Como editores figuraban Kiko da Silva y Juan Antonio da Silva. El primero era también el director y figuraba además como director de arte de la publicación junto a Alberto Guitián. Había un equipo de redacción formado inicialmente por Kiko da Silva, Alberto Guitián, Pestinho + 1 (Miguel Carvalho, Heitor Rial, Paco Paradelo). Con el tiempo también formarían parte de él M. Lourenzo y Fernando Iglesias (Kohell), desapareciendo muchos de los redactores primeros. Entre sus colaboradores figuraban Manuel Rivas, Miguelanxo Prado, Xaquín Marín, Pinto Chinto, Kohell, Leandro, Luís Davila, Andrés Meixide, Jacobo Fernández y el colectivo Reizentolo, así como algunos humoristas de fuera de Galicia, como Idígoras & Pachi o Mel, conocidos por sus colaboraciones en El Mundo o El Jueves.


A pesar de suponer un evidente relevo generacional, la revista se abrió también a la vieja guardia. Xaquín Marín, Siro, Xosé Lois y Pepe Carreiro colaboraron en ella, e incluso Kiko da Silva rescató tiras de “Gaspariño”, de Marín, que hacía décadas que no se publicaban. Incluso, a partir del número 14, se hizo un guiño a Castelao con la sección “Castelao 2009”, que en 2010 pasaría a llamarse “Castelao 2010” por razones obvias, en la que el fundador y director de la publicación imitaba el estilo del maestro.


La revista no aceptaba subvenciones. Vivía exclusivamente de la publicidad y de venta al público. En el número 22 (el primero bimestral) aparece una nota que dice (p. 3):

“ATENCIÓN: En “Retranca” tamén estamos sentindo o poder da kriseptonita. Levamos dous anos saíndo mes a mes aos quioscos, algo que para nós xa é superheroico. Pero a caída da publicidade obríganos a ter que saír cunha nova periodicidade bimestral, con máis páxinas e un superprezo. Non sabemos canto poderemos resistir, pero mentres o corpo aguante seguiremos dando fungueirazos retranqueiros. Voltamos en decembro!”.


La advertencia se repetirá en los números 23, 24 y 25 con el único cambio de “crise” por “kriseptonita”.


Ese mismo número 22 es el primero en el que la revista pone en práctica una original manera de recaudar fondos: el apadrinamiento de páginas por los lectores (fundamentalmente empresas). El padrino pagaba cinco euros y al pie de la página aparecían los datos da su empresa. Se podía escoger la sección. La primera página apadrinada es una de Xaquín Marín (la cinco del número 22) y el padrino es la Librería Contos de Cambados (Pontevedra). En ese número hay cuatro páginas apadrinadas. En el número 23 serán 26 de 43 disponibles (la revista tiene 48, pero cinco llevan publicidad), lo que equivale al 60%. En el número 24 bajan al 29% (13 de 45). En el 25 suben al 40% (18 de 45). Seguirán existiendo páginas apadrinadas hasta el último número, en el que el porcentaje solo llega al 8% (4 de 46).


Retranca duró justo cuatro años. Se editaron 33 números entre noviembre de 2007 y noviembre-diciembre de 2011. El número de enero-febrero de 2012 ya no vio la luz, porque la empresa que la distribuía, Coedis (Consejeros Editoriales para la Distribución, la segunda distribuidora más grande de España), entró en concurso de acreedores y dejó de pagar a todos sus proveedores. A Retranca aún le deben veinte mil euros, según Kiko da Silva, que, a pesar de las dificultades, no descarta resucitar la revista. Con todo, Da Silva cree que el éxito de Retranca se debió en buena parte al hecho de haberla distribuido con una empresa de fuera de Galicia (Coedis es catalana), porque las gallegas “pertenecen todas a grupos de medios de comunicación, con lo cual, si molestas te dan la patada” (entrevista personal, Pontevedra, 12-2-2014. Todas las declaraciones del humorista que aparecen en este artículo proceden de esta entrevista).


A pesar de tener una vida relativamente corta, Retranca consiguió un reconocimiento no solo autonómico, sino también nacional, recibiendo el Premio del Público del Salón del Cómic de Barcelona y el Premio Ourense a la Mejor Iniciativa de Banda Diseñada (2010).

 

La influencia de El Jueves



Si los humoristas gráficos gallegos (y españoles en general) de finales de los años 60 estaban influidos por La Codorniz, en Retranca se advierte la sombra de El Jueves, que, al fin y al cabo era la única revista de humor que había en España en aquellos años. Kiko da Silva, editor y director de la revista, no tiene reparo en reconocer que lo que quería hacer era “un ‘Jueves’ a la gallega”, repitiendo sus aciertos y evitando los errores (“de línea editorial, de distribución, etc.”). Kiko colaboraba en la célebre revista barcelonesa desde el año anterior, 2006, con series como “La puta calle” y “Mileurista”. 

En El Jueves colaboraron también otros dos dibujantes gallegos: Leandro y Alberto Guitián, con historias a medias, de las que los dos eran tanto ilustradores como guionistas.

La influencia de El Jueves sobre Retranca se nota, sobre todo, en la estructura de la revista y en la relación de colaboradores. Aparte de Kiko da Silva, Leandro y Guitián, fueron varios los dibujantes de El Jueves que colaboraron también en Retranca: Mel, López Rubiño, Bernal, Ricardo Peregrina, Jota Jota, Bernardo Vergara, Fer…


En cuanto a la estructura, en las dos revistas hay dos partes bien diferenciadas: una primera de humor gráfico propiamente dicho, sobre un tema de actualidad, con viñetas, tiras y fotomontajes, y una segunda de cómic, con historietas de diversos personajes de una página de extensión.


Los números eran temáticos. Las primeras diez páginas –las de humor gráfico– estaban dedicadas a un determinado asunto de la actualidad informativa. El primero fue “La plaga del feísmo”. Luego vinieron “A Cidade da Cultura”, “A ver se o vemos chegar” (polo AVE), “TV á galega”, “Letras bilingües”, “Baño colteral (Fraga conquista Hollywood)”, “Rebaixas electorais”, “Feijoo contra a crise”, “A gripe porcina esa”, “Xacobeo 2010”, “Os chistes de Rosa Díez”, “Eleccións Municipais 2011”, “Indignados” y tantos otros. El último fue, curiosamente, “El fin del mundo”: el mundo no acabó, pero la revista sí.


La segunda parte de la revista estaba formada por una serie de cómics de temáticas diversas, no relacionados con la política, como “Brais aínda vive cos pais” (Kiko da Silva), “Fito e Pita” (Guitián), “Metrópolis” (Meixide), “Jalisia Kaníbal” (Davila), “Caderno de notas” (Miguelanxo Prado), “Máis aló do telón de Gredos” (Idígoras & Pachi), “Cuestión de opinión” (Mel) ou “Podería ser peor” (López Rubiño).


El suplemento A Nosa Pedra, que nace en el número 2 de la revista, tenía ocho páginas en blanco y negro, que a partir del número 12 pasan a entre cinco y siete y se integran en la numeración general. Con un diseño de periódico, estaba lleno de noticias imaginarias. Llevaba el lema “Xornal de mortos para vivos”, que luego se adaptó al contenido de cada número: “Xornal desacelerado e económico”, “Xornal cinéfilo e antinuclear”, “O xornal dos galegos monolingües”, “O superxornal dos superheroes”…

 

Dos números singulares



El extraño doble número 24


El número 24 presenta una extraña e inédita estructura que no volverá a aparecer: la revista, con el mismo número de páginas con el que venía saliendo últimamente (48), es como dos publicaciones en una, cada una con su tema del informe retranqueiro (la lengua gallega y la fusión de las cajas de ahorros), hasta el punto de que tiene dos portadas impresas en sentidos diferentes, de modo que se puede abrir por los dos lados. En las páginas centrales hay un póster del popular actor vigués Manuel Manquiña realizado por Jacobo que divide las dos publicaciones, que quedan con 23 páginas cada una. El póster se mantendrá prácticamente hasta el final de la revista, aunque no siempre lo hace Jacobo. La parte referida a la lengua gallega incluye siete páginas de A Nosa Pedra, mientras que la de la fusión de las cajas no va numerada.

La cabecera prestada de Charlie Hebdo

El número 33 toma como cabecera la del periódico satírico francés Charlie Hebdo, en solidaridad con él. La publicación acababa de ser atacada por satirizar la sharia y poner a Mahoma en la portada (incendio de la redacción con un cóctel molotov, ataques piratas a la web, sabotaje a la página Facebook –que tuvo que cerrar– con avalancha de mensajes, insultos e amenazas). En la primera página de A Nosa Pedra (la 19 de la revista) se recogía el titular “Atacan cun cóctel molotov a revista satírica francesa Charlie Hebdo” y se reproducían dos de sus portadas: en la primera se veía a Mahoma diciendo: “100 coups de fonet si vous n’êtes pas morts de rire!” (¡Cien latigazos si no morís de risa!), y en la segunda, dos hombres se besaban y se podía leer: “L’amour plus fort que la haine” (El amor es más fuerte que el odio). Charlie Hebdo fue objeto de un nuevo atentado mucho más trágico en el 7 de enero de 2015, cuando que dos yijadistas asesinaron a doce personas e hirieron de gravedad a otras cuatro. Entre los fallecidos se encontraban los dibujantes Charb, Cabu, Wolinski y Tignous.


Las polémicas


Retranca se vio envuelta en dos polémicas a su pesar, aunque, como suele pasar en estos casos, acabó beneficiándose en términos propagandísticos. 

La visita del Papa Benedicto XVI a Galicia


El número 28 (octubre-noviembre de 2010), dedicado a la visita del papa Benedicto XVI a Galicia para poner el broche al Año Santo Xacobeo, estuvo a punto de no salir, porque el impresor (Jiménez Godoy, de Murcia) se negó a entregar los ejemplares de la revista para su distribución, aduciendo su desacuerdo moral con el contenido, especialmente por la portada, en la que se satirizaba sobre el coste de la visita, tres millones de euros, pagados por la Xunta. Para la prensa era una cantidad exagerada, teniendo en cuenta que el papa iba a estar menos de ocho horas en Galicia. Para el Gobierno autonómico el evento se “autofinanció” gracias a la proyección turística que dio a Santiago y Galicia, ya que la radiotelevisión pública gallega (CRTVG) retransmitió la visita a todo el mundo, llegando a 150 millones de personas. Alfonso Rueda, entonces conselleiro de Presidencia y hoy también vicepresidente, afirmó que la visita iba a generar un beneficio de 30 millones de euros.


Según Kiko da Silva, “o que sucedeu foi como sacado doutros tempos. As conversas que tiven co dono da imprenta eran dignas dun diálogo para besugos daqueles que saíannas revistas de Bruguera. Totalmente delirantes. E con amenazas”.


Da Silva reaccionó de inmediato y encontró enseguida un impresor alternativo (y circunstancial, pues no imprimiría ningún número más): Gráficas Anduriña. Los responsables de la revista se referían al caso en el staff de la revista, en la última línea, donde normalmente escribían algún comentario: “Ler 'Retranca' é pecado, segundo di un señor impresor de Murcia. Así que xa sabedes: cando rematedes de ler este número, tres millóns de AveMarías! (sic) Pecadentos”.


En la web de la revista se publicó el 26 de octubre de 2010 un artículo sobre la polémica (“A revista Retranca, especial visita do Papa, ‘secuestrada’ pola imprenta”) en el que, entre otras cosas, se decía:


“É a primeira vez que unha imprenta, cun traballo xa impreso e cun contrato de por medio, decide unilateralmente non entregar a publicación alegando a súa disconformidade cos contidos da mesma. Retranca deixa claro que foi a imprenta a que acudiu á nosa empresa para ofrecerse a imprimir a nosa publicación, sabendo de sobra que se trata dunha revista satírico-política”.


El número 29 (diciembre de 2010-enero de 2011) se dedicó a la polémica creada con el cambio de impresor.  En el staff, los responsables de la revista decían: “Retranca non recomenda imprimir na imprenta Jiménez Godoy, a non ser que sexas [monseñor] Rouco Varela [por entonces, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española], claro!”. La portada era doble. En la página uno, bajo la cabecera de la revista, aparecía el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, hablando por teléfono, y se decía:


“Con quen carallo está falando Feijóo…?

Por que ten esa cara de “acojonao”?

Con Pepiño Blanco [en aquel entonces ministro de Obras Públicas] sobre a chegada do AVE a Galicia?

Con Zapatero [en aquel entonces presidente del Gobierno español] que lle informa dos presupostos para o 2011?

Cos controladores dos aeroportos galegos…?

Ou con Wikileaks que ameaza con filtrar os seus emails amorosos con Galicia Bilingüe?”.


En la segunda portada, también bajo la cabecera de Retranca, aparecía otra vez Feijóo al teléfono con el siguiente texto:“Ola, Feijóo, son Mahoma… Chamábate para saber cando vas gastar tres millóns de euros para levarme a min a Galicia!”.


El editorial (p. 5), estaba dedicado a la polémica, con el título “Retranca quere que volva o Papa”. Entre otras cosas, se decía que habían recibido cartas tanto de apoyo como de reprobación, incluidas entre estas últimas algunas en las que se les acusaba de no atreverse a satirizar “contra los islamistas”, por lo que publicaban esa portada. En honor a la verdad,hay que decir que la alusión a Mahoma quedaba velada por el juego de la doble tapa.


La campaña publicitaria en Vitrasa


Por otra parte, a comienzos de 2009, Retranca contrató con Vitrasa, la empresa concesionaria de los autobuses urbanos de Vigo, una campaña para promocionar la cultura gallega en general y la revista en particular. La intención era promover el debate sobre la cultura gallega, concienciando a la gente de que necesita que se crea en ella para que exista, e intentar que personas de todas las edades conocieran la publicación, de ahí que Retranca pensara en el transporte público para anunciarse. El Circular Centro iba a llevar durante tres meses un anuncio con el lema “Probablemente os deuses non existan, pero a cultura galega si. Por que non falamos das cousas que existen?”.


Pero la campaña sólo estuvo en la calle seis horas, ya que el primer día, el 3 de febrero de 2009, Vitrasa decidió quitar el anuncio del autobús porque “recordaba” a la campaña atea de los autobuses de Barcelona. Entendía que, al tratarse de un servicio público, se debía mantener al margen y no herir susceptibilidades. La revista explicó a la empresa concesionaria que la campaña no tenía ningún interés en el debate religioso, que lo importante del texto era la referencia a la cultura gallega, no a los dioses.


Posteriormente, la revista y Vitrasa llegaron a un acuerdo para reanudar la campaña con un pequeño cambio en el texto. La palabra “deuses” fue sustituida por “Zeus”, de suerte que el anuncio pasó a decir: “Probablemente Zeus non exista, pero a cultura galega si. Por que non falamos das cousas que existen?”. El autobús 525 de la línea Circular Centro hizo su recorrido del 19 de febrero al 19 de abril con el anuncio de Retranca. Además, mostró en su interior –totamente gratis– una exposición de las portadas y reportajes más significativos de la revista.


Según Kiko da Silva, fue “una de esas cosas que pasan porque la gente toma decisiones sin reflexionarlas”. Los abogados de Vitrasa hicieron ver a la concesionaria el error que habían cometido –explica– y a esta le entró tal miedo de que la revista los demandara que no tardaron ni 24 horas en llamarle y pasar de “no sale el autobús” a “sale y te ponemos una exposición”.


Conclusiones 

En la segunda mitad de los años 90 empieza a colaborar en la prensa diaria gallega una nueva generación de humoristas gráficos, nacida entre 1970 y 1975, que a mediados de la década de 2000 alcanzan ya su madurez y coinciden mayoritariamente (Kiko da Silva, Pinto &Chinto, Leandro, Meixide, Davila…) en la revista Retranca (Vigo, 2007-2011), por lo que pueden ser llamados, provisionalmente, la generación de Retranca, destacando el papel de la revista como catalizadora del nuevo humor gráfico en la prensa gallega. 

Retranca es la cuarta revista de humor gráfico editada en Galicia desde la Guerra Civil–después de Can sen Dono, Xó! y Sapoconcho– y la primera del siglo XXI. Además, podemos considerarla propiamente como la primera revista gallega de humor gráfico, porque Can sen Dono y Xo! eran más bien periódicos de humor, y Sapoconcho, el boletín del Museo del Humor de Fene. 

Retranca es la primera publicación gallega de humor gráfico impulsada y controlada por la nueva generación de humoristas que colabora en la prensa desde mediados de los años 90. En Xatentendo.com y O Farelo colaboraron también algunos de estos humoristas, pero se trataba de iniciativas de representantes de la etapa anterior. 

Retranca no es solo una revista de humor gráfico, sino una revista de humor gráfico y de cómic, influida sin duda por El Jueves, de la que toma la estructura híbrida y a buena parte de los colaboradores, empezando por Kiko da Silva (el editor y director de la revista gallega) y siguiendo por Leandro, Gutián, Mel, López Rubiño, Bernal, Ricardo Peregrina, Jota Jota, Bernardo Vergara, Fer…

La revista vivó dos episodios desagradables e inesperados (el secuestro preventivo de uno de sus números por el impresor y la suspensión de la campaña publicitaria en los autobuses urbanos de Vigo) que, a la postre, la beneficiaron en términos de propaganda. Lo que no pudo contrarrestar fue el concurso de acreedores de su distribuidora, Coedis, que la acabó obligando a cerrar, aunque su editor confía en resucitarla algún día.
Retranca, 1, octubre 2007

Retranca, 33, último nº, noviembre-diciembre 2011

Retranca, 28, octubre-noviembre 2010

Retranca, 29, diciembre 2010-enero 2011

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti. Espero seguir subiendo trabajos al blog durante mucho tiempo, pero ten por seguro que labores como la tuya me estimulan a hacerlo.

      Eliminar
  2. El Jueves é unha revista de Bcn non madrileña. Hai un gazapo na redación do post. Parabéns polo artigo. Moi bo resumo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciñas pola advertencia e polos parabéns. Vouno corrixir decontado.

      Eliminar